Demandas de fedafruc Y MUCECH al minagri

Editorial 

La Federación Nacional de la Fruticultura  Familiar Campesina, FEDAFRUC, junto al Movimiento Unitario Campesino y Etnias de Chile, MUCECH, exponen a las autoridades de Gobierno y opinión pública nacional y regional lo siguiente:

El Ministro de Agricultura decretó que la agricultura es una actividad productiva de carácter fundamental para el país, por lo tanto, pasa a ser una actividad de infraestructura crítica, que, dado su carácter, no puede parar, por la seguridad alimentaria que ella representa para la nación.

Con este decreto se evidencia la importancia que tiene el sector el cual representamos, y que lleva a cabo la Agricultura Familiar Campesina, (AFC),  en cuanto a la alimentación que a diario necesitamos en la mesa los chilenos. En efecto, cerca del 50% de estos alimentos son de la AFC  y por ello hacemos presente más que nunca la relevancia que significa interrumpir la cadena de producción, situación que hoy, evidentemente, está condicionada a la escasez de agua para riego, producto de una sequía que ha venido golpeándonos ya por muchos años a nuestra región, donde el 40% de la tierra cultivable está sin productividad por falta de agua.

En el contexto del COVID-19, el decreto permite, entre otras medidas, tener acceso a los permisos para circular con la producción a los centros de ventas, pero también -y una vez pasada esta crisis- debe ser una oportunidad para que se genere una política agrícola de largo plazo, que tenga como objetivo la modernización productiva sustentable y sostenible de la AFC.  En este desafío de país, en que la agricultura como actividad esencial no puede parar, también es necesario poner en la mesa del Ministro de Agricultura, las dificultades por las que estamos   atravesando y que se vienen acumulando con la sequía y también aquellas propuestas que creemos como sector AFC son necesarias de implementar. 

  1. Solicitar a Indap y Banco Estado que los créditos entregados en la temporada 2019 se dividan en 3 cuotas anuales y en aquellos casos donde la sequía limitó el desarrollo de la producción y rentabilidad, ese crédito se debe condonar.
  2. Por mayores espacios de equidad y oportunidades en el campo, los bonos de inversión productiva se deben entregar a los usuarios y «no usuarios» de los programas de asistencia técnica de Indap.
  3. Es prioridad que Indap y CNR, frente a la sequía, focalicen con mayor inversión la tecnificación del riego de la producción de la AFC. Sería una buena medida mantener una ventanilla abierta durante todo el año para los ingresos de los proyectos de riego de la AFC.
  4. Solicitamos mayores recursos para el bono legal de Indap, que permita sanear los derechos de agua en la AFC.
  5.  En el contexto de la pandemia mundial, es necesario que las políticas agrícolas regionales, readecuen programas e instrumentos que permitan fortalecer la seguridad alimentaria local, regional y nacional, particularmente apoyar con mayor inversión acceso a tecnología, innovación, riego, mecanización agrícola. Esto permitirá mejorar la  productividad de las tierras en producción y con ello se revaloriza el rol de la Agricultura Familiar Campesina, que es la proveedora del 50% de los alimentos que llegan a la mesa de los chilenos.
  6. La producción de la AFC, en forma creciente, se debe diferenciar por ser proveedora de productos saludables. Por ello se debe trabajar en alianzas público privadas, para desarrollar e implementar un programa agroalimentario que apoye a una red regional de productores y organizaciones productivas asociativas, para que tengan presencia en los mercados regionales y nacionales con productos saludables de calidad certificada.    

FEDAFRUC AG.

Registro N° 4845 del Ministerio de Economía y Turismo

LOS DESAFÍOs DE MODERNIZAR LA FRUTICULTURA FAMILIAR CAMPESINA


La Federación Nacional de Fruticultura Familiar Campesina AG;  FEDAFRUC, se constituye como una entidad gremial de carácter nacional, para representar los intereses de los pequeños agricultores familiares, que se dedican a la producción frutícola. Nos proponemos como un gran objetivo promover el desarrollo de una fruticultura   sustentable, que sea  competitiva, moderna, innovadora e inserta en los mercados nacionales e internacionales.

Para ello, un primer desafío será fortalecer a Fedafruc, de capacidades de gestión organizacional y técnica, que permitan un primer trabajo de  promover en cada región la asociatividad de los fruticultores, saber quiénes son, qué producen y qué necesitan para modernizar sus procesos productivos, tecnológicos y comerciales. También será clave la entrega de información oportuna y confiable para la toma de decisiones, especialmente cuando el sector frutícola nacional debe iniciar una reconversión, donde la información que se entregue será determinante para optar por nuevas especies frutícolas o también por nuevas  opciones productivas. Esto, a partir de las nuevas condiciones que impone el cambio climático que afecta gravemente a nuestro país.

La agricultura chilena creció un 5,8% durante el 2018, cifra que está por encima del crecimiento de la economía nacional -que alcanzó un 4%- y además aportó a  la creación de miles de empleos, siendo la fruticultura el sector de mayor incidencia y dinamismo. Esto implica un mayor esfuerzo público–privado para continuar trabajando en la  modernización de la fruticultura nacional e incorporar a este crecimiento al sector de la fruticultura familiar campesina, la cual presenta importantes rezagos para su desarrollo productivo, tecnológico y comercial.

Fedafruc desde ahora debe ser un actor importante para relevar en las mesas de trabajo la importancia de la fruticultura campesina y aportar en la construcción de políticas agrícolas que apoyen la modernización de nuestro sector.